jueves, 18 de octubre de 2007

Un mundo, una tribu.

Bluetomate en ocasiones se siente triste y llora, el que escribe procura llorar todos los días. Hoy el que escribe ya ha llorado y , porque no, quiere que os entristezcáis todos por unos momentos. Solamente tenéis que leer el texto que acompaña a la tremenda fotografía y dejaros llevar por la mirada del abuelo.
Pero de todas maneras echare de menos la exposición de fotografías que, los jueves por la tarde, me acercaba a contemplar, con mi vieja bicicleta.Todos los jueves me miraba a los ojos el abuelo y me decía algo, seguro que también hablará con el que le mire a los ojos.. Escucharle y me lo contáis.
¡Cómo me gusta mirar a los ojos a las personas!


4 comentarios:

Fidel dijo...

Algunas veces la injusticia, la desgracia, la desolación... pueden alcanzar proporciones inabarcables para el entendimiento humano.
Entonces, la pregunta es: ¿por qué?.

Fidel dijo...

Lo siento, pero no logro ver ningún comentario relativo a la foto.

Pili dijo...

A mi, mirar a los ojos de esta fotografia, me transmite pena, mucha pena, veo mucha tristeza en esa mirada

Imeda Fernandez dijo...

Son ojos tristes... muy tristes... cansados de soñar, a la espera de una palabra amable... muestran un mundo no tan lejano, un mundo que nos empeñamos en que sea injusto... el lenguaje de los ojos es la CLAVE.
Que misteriosa es la mirada de las personas.
Encantada Jose, de conocer tu Blog