lunes, 1 de febrero de 2010

TransAndalus. La partida.Sabado 31 de Marzo del 2007

     104 km/7´45 h/13.58 v-m
Nos proponemos hacer un tercio de la TransAndalus.Será una semana en la que saliendo de Sevilla, trataremos de llegar hasta Granada.Hemos articulado un grupo de cinco individuos (Fran,Pablo Acero,Javi Guardado, Nacho Sebastian y el que escribe).El recorrido trancurrira por las provincias de Sevilla, Cadiz, Malaga y Granada y sobre el papel será sencillo, divertido y muy asequible para unos cicloturistas tan experimentados como nosotros.(Pero solo sobre el papel).
Alquilamos dos automoviles y la tarde del Viernes 29 salimos rumbo al sur. Hacemos una parada, a media noche en Almaden de la Plata(¡Bonitos recuerdos me trae!) para dormir unas horas y afrontar el primer día  de ruta con tranquilidad y descansados. Al final dormiremos apenas cuatro horas en el albergue de dicha localidad.
A primera hora del sábado dejamos los coches en la estación de autobuses de Santa Justa. Nos tomamos un desayuno tipico(café con leche y pan con tomate y jamón) e iniciamos la ruta.
Tendremos que recorrer una carril bici que nos sacará de Sevilla y nos colocará en la margen izquierda del río Guadalquivir.Fran habia hecho un gran trabajo en su casa y su GPS nos sería de vital importancia para salir con celeridad de la ciudad , y durante toda la semana para llegar a nuestro destino sin errores de orientación.
El tiempo es de coña.Nada más subirnos a la bici empieza a llover y el frio se hace intenso.No empezamos demasiado bien el día. Pero aquí no acabará la cosa. Cuando nos metemos en la senda que va paralela al Guadalquivir, los problemas se acrecientan.El barro espesísimo, se mete por nuestras ruedas y nos impide avanzar. Recorremos un kilometro y nos vemos obligados a retroceder y a plantearnos una ruta alternativa.Sigue lloviznando, hace frio y el viento lo tenemos en contra (¡toda una gozada!).
Atravesamos amplias extensiones de arrozales y cruzamos multitud de canales, siempre por la orilla del río.
Con tres horas de pedaleo, nos detenemos en un secadero de arroz a descansar y a recuperar fuerzas.Nos queremos quedar allí. La temperatura es muy agradable en el interior y eso hace que tardemos en reanudar la marcha.
Seguimos bajando hacia la costa junto al Guadalquivir. El terreno es completamente llano, en tramos a veces de asfalto roto y a veces de tierra.
A media tarde el sol nos saluda timidamente.La moral sube y rodamos por el llamado Camino del Práctico, donde atravesamos las marismas en las inmediaciones del Parque Nacional de Doñana.Nos paramos a hacer fotos y a disfrutar de un sorprendente, dulce atardecer.Para finalizar la etapa atravesaremos el bonito pinar de La Algaida.
El resto del día sera una aradable cena en un restaurante italiano,una conversación con   buenos amigos de Cimadevilla y los dulces sueños en el Hostal La Blanca Paloma

3 comentarios:

CIMAFERMIN dijo...

Fotos históricas en cualquier sentido,sobre todo por la lluvia y Sevilla que son casi palabras antónimas.
Cuando veo esos viajes que envidia me das blue.

Jose Luis dijo...

Un paxarín parleru ya me había comentado en una ocasión como se alargaban las noches al calor de "las rubias" y lo que costaba arrancar por las mañanas, y me lo contaba con la misma sonrisa con la que sale en las fotos.

Jose dijo...

Blue, entonces ¿no es verdad eso de “la lluvia en Sevilla es una maravilla”?