martes, 26 de enero de 2010

Cuandor miras al cielo y lo ves todo negro


El que escribe aquel día suponía que llegaria a casa con una mojadura del quince.Pero no fue así.Mirando hacia la costa la luz era clara e intensa,mirando hacia el interior las nubes eran tan negras como los ..... Que sensación más agradable la de acabar el día sin haberse calado hasta los huesos. Otra cosa es lo del barro, el peligro al atravesar los puentes de madera mojados o la dificultad de mantener el equilibrio sobre las piedras humedas.
Al finalizar la mañana nos miramos a la cara y nos vemos hechos unos autenticos "cerdos", pero nos llevamos la sensación de ser un poco más afortunados que el resto de mortales.
P.D.¿ Quién dijo que esto de recorrer los caminos en el invierno fuese una afición limpia?.

3 comentarios:

CIMAFERMIN dijo...

Haber si nos animamos un poco,desde el picu lo ve todo gris ,tu lo ves negro,pero al final lo que importa es que despues de salir en bici las cosas se ven de otro color.

Jose dijo...

Eso es lo bueno de la btt, que puedes contemplar desde ella toda la gama de colores que existen (los que se ven con los ojos y los que se ven con la imaginación)

Jose Luis dijo...

Por eso hay que salir aunque no se vea claro. Los pronósticos no siempre se cumplen.